Patologías de columna y extremidades

Nuestro servicio de traumatología trata y sigue constantemente tus problemas de columna

Linea Separador

¿QUÉ PATOLOGÍAS DE COLUMNA SE PUEDEN TRATAR?

La columna vertebral puede verse afectada por diversas patologías que en ocasiones pueden suponer verdaderos problemas en el día a día. Por eso, es fundamental acudir a un especialista traumatólogo que determine la gravedad y la mejor solución en cada caso.

ARTROSIS DE COLUMNA

Esta patología se da cuando el cartílago de los discos situados en las vértebras se va desgastando y, en consecuencia, pierden la capacidad de amortiguar los impactos a los que está sometido el cuerpo. Este tipo de artrosis puede darse tanto en la zona cervical como lumbar.

Los síntomas que presenta la artrosis de columna pueden ser en ocasiones imperceptibles, pero, cuando no es así, esta puede generar:
– Dolor de espalda o columna.
– Pérdida de flexibilidad.
– Rigidez.
– Adormecimientos.

Algunos factores de su aparición pueden ser la edad (más propenso durante el envejecimiento), el sexo (es más frecuente en mujeres), la genética, el sedentarismo o la obesidad, el sobreesfuerzo deportivo, etc.

Su tratamiento puede ser tanto quirúrgico como conservador basado, este último, en medicamentos, técnicas de fisioterapia o, en ocasiones, pérdida de peso. Las técnicas quirúrgicas dependen de la necesidad de cada paciente. Por ello, el traumatólogo deberá hacer un evaluación previa.

ESCOLIOSIS IDIOPÁTICA

Esta patología se da, sobre todo, en niños y adolescentes. Entre todas las escoliosis diagnosticadas, es la más común. La escoliosis se basa en una curvatura anormal en la columna que puede aparecer en cualquier etapa del crecimiento y maduración.

Su diagnóstico se puede realizar por medio de observación o por medio de radiografías. Puede provocar tanto lesiones leves como graves deformaciones de columna que pueden incluso causar disfunciones en otros órganos.

Los síntomas y signos de la escoliosis pueden ser diversos, pero los más frecuentes, sobre todo, en los casos más graves es la disparidad en la altura entre los hombros o extremos de la cintura.

Las causas son diversas:
– Problemas desde el nacimiento que afectan a la formación de la columna.
– Afecciones neuromusculares (parálisis cerebral infantil o distrofia muscular).
– Lesiones o infecciones de la columna vertebral.

Los factores de su aparición pueden ser la edad (normalmente en el denominado «estirón» que inicia la etapa de pubertad), el sexo (las niñas son más propensas a padecerla), factores hereditarios, etc.

La mayoría de los casos no requieren tratamiento por su levedad, pero sí es recomendable que, de forma periódica, se realicen exámenes para determinar si ha cambiado el grado de curvatura. En los casos más graves, el traumatólogo puede considerar la opción de utilizar un dispositivo de inmovilización o incluso recurrir a la cirugía, siendo la más común la llamada «fusión espinal».

ESPONDILOLISTESIS

La espondilolistesis es el deslizamiento de una vértebra hacia adelante, provocando que incluso se pueda llegar a comprimir la médula espinal.

Las causas de esta patología son diversas:
– Enfermedades degenerativas /artrosis) o reumatológicas (reumatoide).
– Infecciones.
– Accidentes o traumatismos vertebrales.
– Problemas congénitos (de nacimiento) en vértebras.

Los síntomas que causa esta enfermedad son:
– Dolor lumbar crónico.
– Dolor de ciática.
– Claudicación medular.
– Síndrome de la cola de caballo.

El tratamiento de la espondilolistesis consiste, en el mejor de los casos, en reposo relativo. En casos crónicos, se recurre a ejercicios para fortalecer los músculos, a la pérdida de peso en caso de personas obesas y en la toma de analgésicos y antiinflamatorios para controlar el dolor.


FRACTURA Y LUXACIÓN POR TRAUMATISMO

Las causas más frecuentes de la fractura y luxación de columna vertebral son:

– Caídas desde alturas considerables y caídas por actividad deportiva.
– Golpes derivados de accidentes de tráfico.
– Aplastamiento en aglomeraciones.
– Caída de un objeto pesado en la espalda.

Para el diagnóstico del problema se recurre a la evaluación médica, radiografías y, en ocasiones, resonancia magnéticas o tomografía computarizada.

En cuanto al tratamiento, se puede recurrir además de al reposo, a analgésicos, técnicas de fisioterapia para recobrar el movimiento y la funcionalidad normal o, en los casos más graves, procedimientos como la vertebroplastia o la cirugía.

Tick Almusalud

Estudio personalizado a cada paciente y valoración individualizada para tratar cada lesión de manera eficaz

Tick Almusalud 1

Últimas técnicas y material de máxima calidad con todas las garantías de higiene y seguridad

Tick Almusalud

Equipo con años de experiencia y en constante formación que estarán a tu lado en todo momento

Pide tu cita